Formación de Abogados en Colombia| ¿Qué se espera para el futuro?

Toda persona con título de grado sujeto a la legislación de cada país, que ejerce el derecho, asiste y asesora a terceros en la administración de la justicia, se conoce como un abogado.

En una sociedad organizada es importante que existan profesionales como estos, ya que son los encargados de resolver todas las problemáticas de orden legal. Por esta razón, desde esta web, se enumeran algunas de las características que debe poseer el Letrado para desempeñarse correctamente en sus funciones:

  • Capacidad para analizar avisos legales
  • Argumento oral en los tribunales.
  • Respeto y amor por la abogacía.
  • Compromiso para la defensa de presuntos delincuentes.
  • Redacción de documentación legal y entendimiento de las leyes.
  • Protección a los derechos humanos y propiedad intelectual.

 

Con respecto a la formación de abogados en Colombia, ésta viene dada por parte de universidades públicas y privadas. A continuación, se mencionarán 3 casas de estudios que se encuentran mejor posicionadas en el Ranking QS by Subject.

  • Universidad de los Andes, Es una universidad privada, fundada el 16 de noviembre de 1948 en la ciudad de Bogotá.
  • Universidad Externado de Colombia. Es una universidad privada, fundada el 15 de febrero de 1886 en la ciudad de Bogotá.
  • Pontificia Universidad Javeriana. Es una universidad privada, entre sus egresados destacan presidentes, científicos y figuras públicas de renombre. Fue fundada en el año 1623 y tiene dos sedes, una en la ciudad de Bogotá y otra en la ciudad de Cali.

Sin embargo, aunque al día de hoy las universidades se mantengan impartiendo conocimientos a los estudiantes, también se ven en la labor de asumir diferentes retos que son producto de la digitalización y el uso de las nuevas tecnologías.

El principal reto que enfrentan algunas facultades de derecho de Colombia es la actualización del programa de contenidos, el cual conforme a los numerosos avances científicos y tecnológicos se va revisando y renovando periódicamente, no obstante, para que el aprendizaje sea completo, estas variaciones deben ser integrales, tanto en las propuestas de enseñanzas básicas, como en la curricularización de la investigación.

Además de ello, se deben realizar cambios radicales, interdisciplinarios y globalizados teniendo como necesidad futura el contexto colombiano y porque no, mundial, estableciendo tiempos para éstos de mediano o largo plazo.

Por otra parte, con la finalidad de hacer más flexible y dinámica la formación de los juristas, se realizaran divisiones en las áreas del derecho, con el fin de estudiarlas por separadas, para que así el profesional posea las cualidades necesarias para cumplir con el perfil de los egresados de las facultades de derecho, tomando en cuenta los problemas jurídicos históricos relacionados con los cambios sociales, para generar de esta forma una formación comprometida con la humanidad.

Finalmente, y como principal factor de cambio, estará la tecnología que jugará un papel fundamental en el futuro y esto no escapa en el área del derecho actual. De hecho se espera la automatización de los procesos legales básicos, como por ejemplo: la documentación legal almacenada como parte de la nube, pero contando siempre con un respaldo físico, que sea de carácter privado y seguro para el cliente y el abogado, ya que lo idóneo será usar la tecnología para favorecer todos las actividades y trámites legales que realicen el cliente y su abogado. Pero reservando siempre un respaldo que evite problemas mayores.