¿Qué es un depósito bancario?

Cuando se hace referencia a los depósitos bancarios estamos hablando una inversión de capital a cambio de una remuneración, la cual puede ser tanto fija como variable. Es importante mencionar que el capital que se introduce en los depósitos se encuentra asegurado por el Fondo de Garantía de Depósitos, de modo que aunque la entidad quiebre no se pierde el dinero que se ha aportado.

Los depósitos bancarios son productos financieros de gran popularidad, ya que los mismos se caracterizan por ser puramente un contrato en el cuál una de las partes, ya sea una persona física o jurídica, pone a la completa disposición de un banco o caja una cantidad determinada de dinero para sea guardado y custodiado durante el tiempo que se haya pactado entre ambas partes, y transcurrido dicho plazo se le devuelva dicha cantidad con intereses.

Tipos de depósitos

Al igual que debemos conocer una empresa de cerrajeros Barcelona con la que contar siempre que lo necesitemos, también es importante conocer cuáles son los diferentes tipos de depósitos bancarios que tienes a tu disposición:

  • Depósitos a la vista: Son los clientes quienes deciden cuándo desean recuperar su dinero, aunque con esta modalidad no siempre se logra una rentabilidad, y si se consigue es mínima.

 

  • Depósitos a plazo: En la contratación de este tipo de depósitos bancarios se determina el plazo de la inversión, así como los intereses que va a recibir la persona que deposita el dinero. Pueden ser tanto a corto como a largo plazo.

La cantidad que podrá introducir en el deportivo bancario generalmente depende de cada usuario que contrata el deportivo bancario, aunque algunas entidades establecen cantidades mínimas y máximas. Cualquier persona o empresa, incluyendo cerrajeros Sevilla, podrán contratar un depósito bancario y hacer crecer sus ahorros de manera fácil y cómoda, sin tener que preocuparse.